Avión de Norwegian volando sobre flores verdes

¡Vuela verde, elige el rojo!

Fecha: 05/03/2019

Tú lo sabes y es algo que sabemos todos: volar no es ecológico. Aun así, a veces no hay más remedio que hacerlo. Por tanto, si tienes que volar, opta por la alternativa más verde.

En comparación con el resto de las compañías aéreas con vuelos entre Europa y EE.UU., Norwegian es la que menos combustible utiliza.

Los aviones nuevos ayudan al medioambiente

El avión de Norwegian como modelo

Norwegian es la compañía aérea con mayor eficiencia de consumo de combustible en rutas transatlánticas

Norwegian se complace en poder transportar pasajeros en una flota nueva y moderna que ayuda a generar las emisiones más bajas del sector.

A la hora de realizar vuelos entre Europa y EE.UU., Norwegian es la compañía aérea más verde del mundo gracias al uso de los eficientes 787 Dreamliner y Boeing 737 MAX.

En el futuro próximo, Norwegian adquirirá aún más aviones con menores consumos y eliminará gradualmente los más antiguos para continuar siendo una de las aerolíneas más respetuosas con el medio ambiente del mundo.

Los aviones más ligeros consumen menos combustible

Tomas Hesthammer, Director de Operaciones de Vuelo de Norwegian, enfatiza la importancia de que todo el mundo se responsabilice del medio ambiente: «Norwegian se ha tomado en serio sus responsabilidades medioambientales en varios campos. Lo más importante ha sido nuestra inversión en aeronaves nuevas y modernas. Lo que hace que estos aviones sean únicos es estar fabricados con materiales ligeros y disponer de motores más eficientes que permiten reducir el consumo de combustible», afirma Tomas.

Con el fin de reducir las emisiones por pasajero, también es importante que los vuelos estén tan llenos como sea posible y que la ruta sea lo más directa posible, sin escalas innecesarias.

Norwegian es la más ecológica en las travesías transatlánticas

Puente de la Bahía de San Francisco

Norwegian es la aerolínea más verde para volar de Europa a EE.UU.

En septiembre de 2018, el Consejo Internacional sobre Transporte Limpio (ICCT) designó a Norwegian como la aerolínea con un consumo de combustible más eficiente del mundo en rutas transatlánticas.

«No estamos, de ninguna manera, diciendo que volar sea una actividad respetuosa con el medio ambiente», resalta Lasse Sandaker-Nielsen, Director de Comunicaciones de Norwegian. «Pero Norwegian está trabajando decididamente para reducir las emisiones del tráfico aéreo y para apoyar una política medioambiental sostenible», añade.

Los nuevos aviones de Norwegian consumen, aproximadamente, un 20 % menos de combustible que los aviones más antiguos. Esto significa que un nuevo Boeing 737 MAX necesita unos 550 litros menos de combustible que antes por cada hora que permanece en el aire.

Una flota nueva y moderna ayuda a reducir las emisiones

Puente de la Bahía de San Francisco

La joven flota de Norwegian reduce las emisiones por pasajero

La flota de Norwegian tiene una antigüedad media de 3,7 años, una de las más jóvenes y ecológicas del mundo. Gracias a la corta edad de la flota, la compañía ha reducido las emisiones por pasajero un 30 % desde 2008.

Lasse Sandaker-Nielsen nos pone un ejemplo de esto: «Si comparamos un 737-800 que ha estado en servicio durante varios años con uno de nuestros nuevos 737 MAX, el nuevo avión ahorra unos 6.000 litros de combustible en un trayecto de ida y vuelta de Oslo a Las Palmas y emite a la atmósfera, aproximadamente, 15 toneladas menos de CO2. Esta reducción equivale a 242 viajes en coche de Oslo a Bergen».

Vuelos llenos frente a coches con pocos ocupantes

Carretera nevada con árboles a ambos lados

En algunos casos, los aviones pueden emitir menos CO2 por pasajero que los coches con pocos ocupantes. Foto: Jørgen Syversen

Sandaker-Nielsen tiene otro ejemplo que demuestra que volar genera, en algunas ocasiones, menos emisiones de CO2 que conducir: «Un coche, con conductor pero sin pasajeros, que se desplaza de Oslo a Bergen, emite 62 kg de CO2. Mientras que un único pasajero a bordo de un Boeing 737-800, con capacidad para 186 pasajeros y con un 90 % de ocupación (es decir, 167 pasajeros), será responsable de la emisión de 37 kg de CO2. El avión emitirá un total de 6.164 kg de CO2».

«Si tenemos 27 coches y ponemos a cinco personas en cada uno, podemos transportar a 135 personas hasta Bergen. Con una emisión de 62 kg de CO2 por coche, descargaremos 1.674 kg de CO2».

«Por otro lado, si los coches no están llenos, y dividimos los 167 pasajeros del vuelo indicados anteriormente entre 100 coches, emitirán un total de 6.200 kg de CO2, es decir, un poco más que el avión», afirma Sandaker-Nielsen.

En el ejemplo anterior vemos que el avión, que aún dispone de plazas libres, emite menos CO2 que los coches.

Volar siempre la distancia más corta

Avión de Norwegian volando sobre campos nevados

Volar siempre realiza la trayectoria más corta de A a B, en comparación con conducir

«Además, la distancia recorrida por un avión de A a B será siempre más corta que la que recorre un coche, un hecho ilustrado también en el informe del ITE. De esta manera, si analizamos un determinado viaje de A a B, los resultados del avión en comparación con los del coche son aún mejores, ya que se indican únicamente mediante CO2 por kilómetro», señala Sandaker-Nielsen.

Pilotos de Norwegian en el cockpit

Las denominadas «aproximaciones verdes» reducen las emisiones durante las fases finales del vuelo. Foto: Bo Mathisen

Norwegian opera multitud de vuelos directos. De esta forma, la compañía asegura una considerable reducción de las emisiones realizando aterrizajes y despegues que requieren un menor consumo de combustible. Estas Aproximaciones mediante Descenso Continuo (CDAs, por sus siglas en inglés) «verdes» reducen la cantidad total de emisiones generadas al final del vuelo.

Inversión en nuevos aviones

Sky interior del Dreamliner de Norwegian

Sky interior en la cabina del Dreamliner de Norwegian, parte de nuestra nueva flota

El objetivo de Norwegian es continuar reduciendo las emisiones por pasajero para ayudar a la aviación a alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono en el año 2050.

La contribución más importante que se puede realizar para reducir las emisiones es invertir en aviones nuevos, y Norwegian invierte continuamente en su nueva flota.

En 2017, Norwegian adquirió 17 nuevos Boeing 737-800s, nueve Boeing 787-9 Dreamliners y siete Boeing 737 MAX. La compañía eliminó también cuatro 737-800s. La renovación de la flota ha contribuido a reducir aún más las emisiones por pasajero.

Viaja de la manera más respetuosa con el medio ambiente con Norwegian

Madre e hija esperando a embarcar en un avión de Norwegian

Una vez que decides volar, elige la alternativa más verde

Sabemos que las vacaciones y los vuelos al extranjero significan mucho para los viajeros. Se trata de estar con la familia y los amigos, experimentar cosas nuevas, relajarse y recargar las baterías.

¿Quieres ver nuestros consejos de viaje y leer más artículos como este?

Echa un vistazo a nuestro blog